El material con el que fabrico todas mis boquillas es el latón

Continuemos con una nueva entrada del blog boquilleando con una cosa básica y muy importante para la fabricación de las boquillas.

Una de las preguntas que más me hacen los músicos es: ¿Con qué material fabrico mis boquillas?

El material con el que fabrico todas mis boquillas es el latón

Aunque hemos hecho pruebas con acero inoxidable, plástico, titanio, aluminio… y algunas marcas las fabrican con estos materiales, normalmente tienen un sonido hueco, que no vibra ni transmite. Por eso, decidí solo fabricar mis boquillas en latón.

Además, las boquillas de latón crean una unión perfecta con los instrumentos también fabricados con latón.

Por todo ello, decidí solo fabricar mis boquillas en latón y solamente las encontrarás hechas en este material.

Es verdad, que también fabrico aros de plástico, pero solo los recomiendo en casos de alergia o bien para tocar en sitios muy, muy fríos. Aun así, solamente es el aro, no toda la boquilla.

En cuanto a sonido, para mí el latón es el mejor, con diferencia.



“El primer paso para la fabricación de las boquillas es cortar el material, en este caso el latón”

El latón es una aleación básicamente compuesta de Cobre y Zinc, la que nosotros utilizamos tiene un 58% cobre, un 40% de Zinc y el 2% restante son materiales residuales como hierro entre otros.

En esta tabla se puede ver la composición exacta del material:

Esta aleación nos da un timbre que me gusta mucho, un timbre único. 

Pero…No penséis que yo compro Cobre y Zinc, lo fundo lo mezclo y saco mi propio latón… ¡no, no, no!

El latón se compra en almacenes especializados en estos materiales. Yo lo compro en barras de tres metros y de diferentes medidas. Si, por ejemplo, fabrico una boquilla de tuba, el material tendrá más diámetro y si fabrico una de trompa utilizaré una barra de latón con un diámetro más pequeño, para así aprovecharlo bien y no tener que desperdiciar material.

Esta aleación que yo utilizo va muy bien para trabajar en el torno, el pulido queda súper, súper bien, casi como un espejo después de pulir, y los baños de plata u oro se cogen muy bien sobre esta aleación de latón.

Este material al golpearlo entre sí parece una campana, es la resonancia del material, que no todas las  aleaciones de latón u otros materiales tienen.



El “kling” del material

Claro que con esto, no es suficiente para que suene bien la boquilla, pero, es un buen principio, ¿no os parece?

Bien amigos y amigas, ahora ya sabemos con qué material fabrico mis boquillas.

Pero antes de terminar quiero hacer una pequeña postdata:

Al fabricar las boquillas se saca material y se crea un residuo, la viruta de latón, este material lo reciclamos, no lo tiramos, nosotros lo revendemos a la fábrica que fabrica el latón. 

Reciclamos el latón

Con estas virutas fabricarán de nuevo las barras de latón que nosotros compraremos y utilizaremos para las nuevas boquillas, un ciclo de comercio circular que beneficia a nuestro planeta.

En la próxima entrada en el blog pondremos el nombre correcto a cada parte de la boquilla. ¡No te la pierdas!

Saludos y ¡mucha música!

Deja un comentario