El arte como medicina para la vida

Hoy he podido ver en persona la escultura que el artista y escultor Jaume Plensa cedió al Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona. Se trata de la obra “Ànima” y cuando la miras parece mágica…

El contorno, el entorno, el volumen, el material… el clima, la gente que pasa por delante, la gente que pasa por detrás, la luz… hacen que cada segundo observándola sea diferente.

Esta escultura está hecha con letras de 8 alfabetos diferentes y simula una persona que está sentada. Por fuera tiene mucha información, pero por dentro está vacía.

Mientras la observaba, me ha parecido una buena metáfora de este año 2020. Con la pandemia creo que todos nos hemos vaciado un poco.

Personalmente, durante todo este tiempo, he realizado nuevos proyectos, desarrollado muchas ideas… pero por dentro me siento y me  encuentro vacío, sin poder tener acceso a la cultura en directo, exposiciones de arte, sin reuniones con amigos ni familiares…

Esta escultura, y, el arte en general, hacen que nos replanteemos muchos aspectos de nuestras vidas. Por eso es tan importante ¡que la música no pare!

Deseo que este 2021 nos llene a todos de nuevo  de cultura, música, arte, besos y abrazos.

¡Feliz 2021!

Deja un comentario